Últimas Nocitias

AHORA EL EX INTENDENTE DE LA MATANZA Y ACTUAL LÍDER DEL MOVIMIENTO DEBERÁ DIRIMIR LA PRESIDENCIA CON EL JEFE COMUNAL DE MERLO EL 17 DE DICIEMBRE


Se fracturó el PJ bonaerense y habrá una interna entre Fernando Espinoza y Gustavo Menéndez

Tras una intensa jornada de negociaciones, el PJ bonaerense no pudo acordar ayer una lista de unidad y en las elecciones para renovar las autoridades del partido habrá una interna entre Fernando Espinoza, actual titular del movimiento, y Gustavo Menéndez,intendente de Merlo.

Cerca de las tres de la madrugada, tras casi cinco horas de debate, Menéndez presentó su lista en la sede partidaria de la calle Matheu sin representación del sector de Espinoza.

Cerca de 40 intendentes bonaerenses coincidieron en la necesidad de que sean los jefes comunales quienes pasen a definir la mecánica partidaria y designaron al mandatario de Merlo, que viene de festejar un triunfo de sus candidatos a concejales en los últimos comicios legislativos.

En este sentido, la postulación de Menéndez apunta a dar una “señal de renovación” del partido.

Según indicaron voceros partidarios, Menéndez estaría acompañado por el intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, y cuenta con el apoyo de la CGT, organizaciones sociales como Movimiento Evita, así como intendentes que fueron parte de Unidad Ciudadana, como Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), Ariel Sujarchuk (Escobar) y Juan Zabaleta (Hurlingham); y representantes del Frente Renovador y de Cumplir.

Por su parte, Espinoza contaba inicialmente con el respaldo de Walter Festa (Moreno), Francisco “Paco” Durañona (San Antonio de Areco), Verónica Magario (La Matanza), Jorge Ferraresi (Avellaneda) y Patricio Mussi (Berazategui), aunque el aval mayoritario a la postulación de Menéndez le fue restando apoyos.

La sorpresa del día fue la presencia de Julio Zamora, intendente de Tigre, aunque desde el massismo aclararon que su participación fue a modo personal, y eso no implica un acercamiento del Frente Renovador al peronismo bonaerense.