Últimas Nocitias

OCURRIÓ EN BURZACO. LA POLICÍA DETUVO A DOS VECINOS DE LA VÍCTIMA


Dos hermanos le taparon la cara con una almohada a una jubilada y la mataron a golpes

Horacia Carmen García, una jubilada española de 88 años, fue violentamente asesinada el domingo pasado en la localidad bonaerense de Burzaco. Poco antes de las 19 había salido para asistir, como era costumbre, a la misa previa a la Navidad en la Parroquia San Cayetano. Pasó poco más de una hora y emprendió el regreso a casa sin imaginarse el fatal desenlace que le esperaba minutos después: cuando llegó fue abordada por dos delincuentes, quienes la asfixiaron y la mataron a golpes para robarla.

Todo ocurrió en una vivienda ubicada en la calle Guido Spano al 1100, antes del comienzo de la Nochebuena. Pilar (63), la hija de Horacia, fue quien se encontró con el horror. Al entrar a la casa, vio a su papá (93) atado y golpeado. Subió al segundo piso y vio lo peor: la madre estaba muerta sobre la cama con una almohada ensangrentada al lado de la cabeza.

Por el hecho, ayer fueron detenidos dos sospechosos que viven en una casa lindera a la de la pareja de jubilados. Son dos hermanos de 20 y 27 años, identificados como Ezequiel Andrés y Sergio Rivarola. El menor había salido de la cárcel hace un mes. Los exámenes forenses establecieron que los delincuentes la ahogaron con la almohada para que no gritara y que la habían golpeado hasta matarla. Horacia, entre varias cosas, tenía el tabique fracturado.

Desde la policía indicaron que luego de identificar a los delincuentes, montaron operativos para atraparlos. El primero se hizo en la casa de los hermanos Rivarola. Allí encontraron una pistola robada. Después, allanaron el domicilio de la madre de los acusados, donde finalmente fueron detenidos. Uno de los sospechosos tenía el celular de la jubilada. Los jóvenes
acusados quedaron a disposición de la UFI N° 14 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.

La investigación permitió saber, además, que los ladrones -luego de reducir al esposo de Horacia y asesinar a la anciana- se llevaron una tele, una tablet, reproductores de música y el celular. Al parecer, ingresaron por una medianera baja de la casa de al lado. Se trata de una propiedad, ubicada en Humberto Primo al 1200, que estaba vacía desde que murió, hace algunos días atrás, una vecina. Posteriormente, la policía encontró en esa propiedad el televisor de la jubilada, envuelto en una sábana.

Los dos detenidos quedaron imputados por “homicidio criminis causa en concurso con robo agravado por escalamiento y efracción” y se negaron a declarar ante la fiscal. El menor de los Rivarola admitió haber sido el autor del hecho, aunque aseguró que su hermano no tuvo nada que ver.