Últimas Nocitias

LUCÍA DOCAMPO LUCHA DESESPERADAMENTE PARA QUE SU HIJO SEA ACEPTADO EN ALGUNA INSTITUCIÓN. HA TRATADO DE RECURRIR AL INTENDENTE Y A LA GOBERNACIÓN, PERO NO HA OBTENIDO RESPUESTAS. AGUSTÍN, DE 16 AÑOS, SUFRE SÍNDROME DE DOWN Y TGD, POR LO QUE NECESITA SER TRATADO POR ESPECIALISTAS. SON VECINOS DE RANELAGH Y NECESITAN LA AYUDA DEL ESTADO


Una mujer reclama ayuda para su hijo discapacitado

Lucía Docampo es una vecina de Ranelagh que desde hace años lucha para que su hijo Agustín sea aceptado en una institución capaz de contenerlo. Ha recurrido a la intendencia de Berazategui y al gobierno provincial. Sin embargo, cuenta que aún no ha podido resolver esta grave situación.

Agustín Docampo lleva, al igual que su hermana Lourdes (9 años), el apellido de su madre Lucía. Ella ha criado a ambos por su cuenta, con la ayuda de su madre y algunos familiares. Así y todo, el Estado, en lugar de facilitarle las cosas, se las hace todavía mas difíciles.

Lucía cuenta que ha tratado de reunirse con el intendente Patricio Mussi para tratar el caso de su hijo. Sin embargo, la única respuesta que obtuvo fue de parte de una secretaria del mandatario local. Le comunicaron que el Municipio no intercedería para “No tener problemas con `Incluir Salud´”. Ese programa, es el que que brinda atención a los pensionados por discapacidad.

Lucía cuenta también que su hijo ha tenido varios episodios violentos. El último generó que sea derivado al Hospital Evita Pueblo, donde ni los médicos ni los enfermeros podían controlarlo. Insiste en que el joven debe estar al cuidado de profesionales que puedan cuidarlo.

Según le han informado, Agustín debe tener actividades que lo ayuden a desarrollarse y, al mismo tiempo, a controlar esos ataques.

Docampo ha obtenido ayuda de algunos vecinos y familiares. Sin embargo, la ayuda que más necesita todavía no ha llegado. Es la del Estado, que debe facilitar las cosas al ciudadano