Últimas Nocitias

ASÍ LO DECIDIÓ EL JUEZ JULIÁN ERCOLINI, QUIEN ADEMÁS ORDENÓ UN EMBARGO POR $800 MILLONES. LA MEDIDA ALCANZA TAMBIÉN A LÁZARO BÁEZ Y A ROMINA MERCADO (SOBRINA DE CFK).


Procesaron a Cristina, Máximo y Florencia Kirchner por lavado de dinero

El juez federal Julián Ercolini procesó este lunes a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y a sus hijos, Máximo y Florencia, por lavado de dinero. Además, el magistrado ordenó embargos de hasta 800 millones de pesos y dictó los procesamientos de Lázaro Báez y su hijo Martín. También el de Víctor Manzanares (contador de los Kirchner), de la sobrina de la ex presidenta, Romina Mercado y de Osvaldo Sanfelice.

La medida se tomó en el marco de la causa Hotesur. La misma investiga irregularidades en el alquiler de plazas hoteleras de esa firma, propiedad de la expresidenta y su familia. El alquiler se produciría a cambio de supuestos retornos que habría pagado el empresario patagónico, titular de Austral Construcciones.

En la causa aún no hay detenidos. En tanto que el procesamiento se basa en las indagatorias que tomó el juez en diciembre último. El fallo incluyó también el embargo sobre los más de 4 millones de dólares encontrados a nombre de Florencia Kirchner en cajas de seguridad de distintos bancos.

A través de Hotesur, la familia Kirchner se hizo de fondos para comprar los hoteles y luego administrarlos. Esa tarea fue cedida a una de las firmas de Báez, Valle Mitre SRL.

Según la investigación, fue Báez quien les prestó dinero para comprar los hoteles. Además, el mismo empresario pagó un alquiler mensual para que Valle Mitre los explotara. Se trataba del mecanismo para blanquear dinero proveniente del delito originado en la obra pública que recibió el empresario.

Según la causa, fueron un total de 86 millones que desembolsó Valle Mitre a Hotesur. Todos ellos por el pago de cánones de alquiler de habitaciones de los distintos hoteles del matrimonio Kirchner. Ellos son el Alto Calafate, Las Dunas y La Aldea.