Últimas Nocitias

EL MANDATARIO, QUE SE ENCUENTRA EN ESTADOS UNIDOS, PARTICIPÓ DE UN HOMENAJE A LOS CINCO AMIGOS ROSARINOS QUE MURIERON EN UN ATAQUE TERRORISTA QUE TUVO LUGAR LA SEMANA PASADA


Mauricio Macri en Nueva York tras la tragedia: “Esto nos tiene que unir más, quieren que entremos en pánico”

A un costado de la bicisenda que recorre el West Side del Río Hudson, hay una piedra que tiene este graffiti: “Pichu: Tu familia te ama; ¡Te amos muchos! Mi vida; Tus chicas de toda la vida“. Fue escrito hace dos días por la esposa y la hija de Alejandro Pagnucco, uno de los cinco argentinos asesinados por el lobo solitario Sayfullo Saipov.

Precisamente en ese lugar, Mauricio Macri colocó la ofrenda floral que rinde tributo a Hernán Mendoza, Diego Angelini, Ariel Erlij, Hernán Ferruchi y al propio Pagnucco, que junto a otros cinco compañeros del Instituto Politécnico habían llegado a Manhattan para ratificar treinta años de amistad. Esa amistad continúa en pie, pero cinco de esos amigos ya no están.

“La mejor manera de seguir batallando por la paz, es continuar nuestras vidas. Porque lo que quiere esta gente es que entremos en pánico, que nos paralicemos, que no sigamos adelante. Y nosotros le vamos a mostrar desde el amor y desde el hacer que hay otra forma de encarar la vida”, dijo el Presidente ante la delegación argentina, un puñado de invitados especiales y el alcalde de New York, Bill Di Blasio, que compartió la ceremonia con su esposa Chirlane McCray.

Antes de llegar a la avenida West 264 de Manhattan, Macri fue hasta el Hospital Prebisteriano para saludar a Martín Marro, otro de los rosarinos atacados por el terrorista Saipov. El presidente llegó acompañado por Miguel Lifschitz, gobernador de Santa Fe. Marro se está recuperando y aguarda su alta para volver a Boston, donde vive junto a su familia.

Di Blasio está en campaña electoral –mañana se juega la relección–, y decidió participar de la ceremonia en homenaje a los cinco rosarinos asesinados en la bicisenda que pasa muy cerca de la Torre de la Libertad, un construcción moderna que toca el cielo con su antena y sucede a las Torres Gemelas, demolidas en el ataque terrorista de Al Qaeda en septiembre de 2001.

“Nos unimos al presidente Macri y todo el pueblo en duelo por los cinco argentinos muertos en el ataque terrorista del martes. Recordamos y oramos por todas las víctimas y sus familias. La gente de todo el mundo es y siempre será bienvenida en nuestra ciudad”, afirmo el alcalde de New York en un improvisado español. Si no hay sorpresas de último momento, Di Blasio será reelecto para otro mandato.

Cuando terminó la ceremonia, Macri y Juliana Awada contuvieron y abrazaron a Guillermo Banchini, uno de los cinco rosarinos que sobrevivió al ataque fundamentalista del lobo solitario. El Presidente y la primera Dama se mostraron muy afectuosos, frente a una ciudad que exhibía un cielo gris cargado de nubarrones. En Estados Unidos y en Argentina ya se sabe que el terrorismo ataca cuando nadie lo espera.