Últimas Nocitias

TRAS UNA INTENSA BÚSQUEDA QUE INCLUYÓ A INTERPOL, EL LÍDER DE LA BARRA BRAVA DE INDEPENDIENTE, PABLO “BEBOTE” ALVAREZ, SE ENTREGÓ A LA JUSTICIA. FUE LUEGO DE QUE SE ORDENARA SU CAPTURA EN LA CAUSA EN LA QUE SE LE IMPUTA HABER EXTORSIONADO AL DIRECTOR TÉCNICO, ARIEL HOLAN. LA JUSTICIA REALIZÓ UN ALLANAMIENTO EN SU QUINTA DE BERAZATEGUI


Tras allanamiento en Berazategui se entregó el Barrabrava “Bebote” Alvárez

“La denuncia que hemos hecho es por privación ilegítima de la libertad hacia Holan y las tres personas que lo acompañaban. También lo extorsionaron: les pidieron 50 mil dólares y los llevaron con el auto 15 minutos por Avellaneda. Queremos combatir a las mafias en el fútbol”, informó Juan Manuel Lugones, titular de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (Aprevide).

Alvarez se entregó alrededor de las 9 de la mañana en la sede del Polo Judicial Avellaneda. Llegó acompañado por su abogado, Rubén Resnik. Luego quedó a disposición del juez de Garantías 9 de Lomas de Zamora Luis Carzoglio. Éste último había pedido a Interpol emitir la alerta roja para la búsqueda del barra.

La Policía de la provincia de Buenos Aires realizó en las últimas horas diversos allanamientos. Uno de ellos en una quinta de Berazategui, propiedad del barrabrva. Los oficiales hallaron dinero en efectivo (más de 100 mil pesos y 50 mil dólares), cheques en blanco y teléfonos celulares.

El hecho investigado ocurrió el jueves de la semana pasada. Ese día, Holan se retiraba del predio del “Rojo”, ubicado en Villa Domínico. Fue abordado por un grupo de barras, encabezados por Álvarez. Éstos, aparentemente, le exigieron 50.000 dólares para poder ir al Mundial de Rusia 2018.

Esta situación fue denunciada de oficio al día siguiente por el titular de APreViDe. Luego, el propio entrenador declaró sobre lo ocurrido ante la fiscal del caso, quien solicitó al juez Carzoglio que ordene una restricción perimetral por la cual “Bebote” no puede acercarse a menos de 200 metros de Holan, su cuerpo técnico y sus grupos familiares por un período de 180 días.

Álvarez registra un prontuario policial con antecedentes de intento de robo, atentado y resistencia a la autoridad, robo calificado y lesiones.