Últimas Nocitias

UN GRUPO DE POLICÍAS DE LA FUERZA LOCAL (ALGUNOS UNIFORMADOS) ASISTIERON A UNA FIESTA EN ESE BARRIO Y TERMINARON SIENDO ROBADOS. EL HECHO OCURRIÓ EL PASADO JUEVES. LOS DEJARON EN ROPA INTERIOR Y LES QUITARON ALGUNAS ARMAS REGLAMENTARIAS. AVERGONZADOS, INTENTARON MODIFICAR EL RELATO INICIAL


Policías se fueron de fiesta a Villa Los Álamos y les robaron

Efectivos policiales fueron actores de una película de terror que parece comedia y pudo haber sido de acción. El set de filmación: el Barrio Villa Los Álamos.

Los oficiales se presentaron en una vivienda de ese barrio con el fin de pasar una noche de lujuria con un grupo de jóvenes mujeres. Sin embargo, en medio del encuentro, estas les pidieron colocar sus pistolas y uniformes en un determinado lugar.

En ese momento, ingresaron hombres armados y se llevaron todas las pertenencias. Las víctimas,en ropa interior, fueron a realizar la correspondiente denuncia. Posteriormente, y avergonzados ante la situación vivida, intentaron modificar la versión de lo acontecido.

Los delincuentes se llevaron algunas armas, municiones y, obviamente, sus uniformes.

 Informe Policial

Según destaca la Agencia de Noticias Nova, el informe policial de la Comisaría 9na reproduce parte de lo sucedido. “En el transcurso de la cena, en la cual se encontraban un total de 15 personas aproximadamente, de los cuales siete (7) de ellos resultaban ser efectivos policiales. Todos ellos pertenecientes a la Dirección de Caballería, con diferentes destinos. Familiares directos de Ezequiel Acuña, un vecino de Acuña (civil) y hermano de un efectivo policial, quien también resulta ser civil”,  se indica.

“Que en cercanías a las 05.00 horas, se constituyó al cuarto junto a su amigo Acuña. Recostándose a dormir, ignorando si en ese instante se encontraba su arma donde la había guardado. Al despertar a las 10.00 horas, constata el faltante de su arma reglamentaria”.

“Consultado vía telefónica al resto del personal policial que acudió al domicilio, mismos le refirieron no haberla visto e ignorando el destino dado al arma, de igual manera el grupo familiar de Acuña”.

El caso quedó caratulado como “hurto o extravío”. Sin embargo, habrían trascendido polémicos audios que avalan la primera versión.