Últimas Nocitias

EL ASESINATO DEL JOVEN GENERA DUDAS ENTRE LOS INVESTIGADORES. AÚN NO SE LOGRA ESTABLECER SI SE TRATÓ DE UN ROBO O SI BIEN FUE UNA DISPUTA CON ALGÚN OTRO JOVEN DEL BARRIO. 15 DÍAS ATRÁS, “NACHITO” HABÍA SIDO APUÑALADO CERCA DEL LUGAR DONDE FUE ASESINADO ESTE MARTES.


Investigan la muerte de Ignacio Seguí en el Barrio Primavera

Quince días atrás, Ignacio Seguí recibió un puntazo en la cintura cuando volvía a su casa del barrio Primavera. Este martes, alrededor de las 2:00 de la madrugada, el joven de 16 años recibió un tiro en el pecho.  y le robaron su mochila.

Para su familia y fuentes judiciales, los responsables del crimen fueron ladrones. Para la Policía, otros jóvenes del barrio Orión, con quienes mantenía una disputa.

Según declaraciones de su madre, Miriam Seguí, a Ignacio “le sacaron la mochila, donde tenía ropa nomás. Un buzo. Le dispararon y él trató de seguir caminando hasta que se cayó y lo encontró una enfermera, pero ya estaba muerto” detalló.

Al momento de ser baleado, Ignacio volvía a su casa, cerca de las 2 a.m. En ese momento caminaba por la calle 112, entre 19 y 20. A metros de allí, el joven había sido atacado 15 días antes. En aquella oportunidad, recibió un “puntazo” que lo dejó herido.

 Investigación

Por estas horas, los investigadores analizan al menos dos hipótesis para esclarecer el crimen de “Nachito”. Primero tratan de determinar si se trató de un homicidio en ocasión de robo. En segundo lugar, no descartan que al adolescente lo haya matado uno de los dos jóvenes con los que se enfrentó hace dos semanas. En este caso, el asesino habría regresado en busca de venganza.

“Puede ser que lo hayan asesinado los mismos que no pudieron robarle la otra vez. Es muy raro que nadie haya escuchado ni un auto ni una moto ni una discusión. Es como si hubieran ido solo a matarlo”, explicaron fuentes judiciales.

La mujer que lo encontró, vive a metros de donde ocurrió el crimen. Dijo que escuchó un disparo y que luego alguien gritó “Uy”. Cuando se asomó por la ventana, vio al adolescente “trastabillar” y caer tras el disparo.

“No andaba con plata porque la billetera la había dejado en su casa, y el celular se le había roto”, indicaron fuentes judiciales. Estas palabras fueron corroboradas por la madre de Ignacio

El caso es investigado por el fiscal Daniel Ichazo, de la UFI 1 descentralizada de Berazategui.