Últimas Nocitias

UN ADOLESCENTE DE 17 AÑOS Y SU MADRE SON INVESTIGADOS POR LLAMADAS INTIMIDATORIAS A LA ESCUELA 7. EL CHICO LO HABRÍA HECHO PARA VER A SU NOVIA


Imputados por amenazas

En el cumplimiento del allanamiento al domicilio de la calle Miguel Cané Nº 1265 entre Carlos Pellegrini y Entre Ríos de Quilmes, y de la misma manera que se procedió al corte de calle de las escuelas donde se realizan las amenazas de bomba, el personal policial desplegó un operativo frente al domicilio donde se hizo el allanamiento, pero además lo hizo en la cuadra misma donde se halla la vivienda en cuestión.

Tras desplegar el personal policial involucrado, procedieron a llamar a los ocupantes de la casa, que en este caso era una familia integrada por padre trabajador (comerciante de la ciudad de Bernal), madre ama de casa, hermana de 22 años de edad (empleada administrativa de la fábrica de baterías Roverano de Quilmes y actriz de reparto principiante), más el causante e imputado menor de 17 años de edad, que en un mes cumplirá su mayoría de edad, y concurrente del último año del Colegio Alexander Fleming, ubicado en Estanislao del Campo y San Mauro Castelverde de Quilmes Oeste.Respecto a información que fue surgiendo con el pasar del procedimiento, se pudo saber que el menor utiliza frecuentemente el celular secuestrado, el mismo desde donde se hizo el llamado telefónico intimidatorio a la escuela Primaria y Secundaria Nº 7 de calle Alberdi Nº 130 de Quilmes.

Así las cosas, puede decirse que hay una nueva modalidad delictiva que se está propagando entre la conexión de varios alumnos de diferentes establecimientos educativos, donde en el imaginario de esos alumnos quieren despistar a las autoridades policiales, por lo tanto se ponen de acuerdo entre ellos, y alumnos de un determinado lugar educativo realizan llamados intimidatorios de amenaza de bomba en relación a otro establecimiento de enseñanza; y de la misma manera otro alumno le devuelve el “favor” a otro conocido de un colegio distinto, haciendo el llamado desde otro lugar.Esta nueva actividad delictiva que se está utilizando entre alumnos, pretende despistar al personal policial, autoridades encargadas de la evacuación y autoridades judiciales.Hay un trascendido que hasta el momento no se ha podido confirmar, y es que el menor que hace el llamado desde su teléfono celular (que en este caso formalmente con boleta de compra está registrado a nombre de la madre) habría amenazado al colegio secundario Nº 7 de Quilmes, para poder concretar una cita con su novia que concurre al citado establecimiento.

El procedimiento policial finalizó en el domicilio con un gran despliegue, habiéndose ingresado al mismo por la fuerza pública. Se realizó el secuestro del celular en cuestión, y posterior traslado a la Comisaría 1º de Quilmes del menor causante, al igual que su madre, quienes quedaron formalmente imputados del delito de “intimidación pública”, que posee una pena privativa de la libertad, si es que la justicia sigue avanzando en recolectar elementos de prueba.Si bien en este caso no han quedado aprehendidos, no se descarta que en los próximos días la justicia avance en este sentido.