Últimas Nocitias

NADIA VERÓN, VECINA DE HUDSON, LUCHA PARA QUE LA JUSTICIA LE DEVUELVA LA TENENCIA DE SUS DOS HIJITAS. LA JOVEN MADRE DENUNCIÓ POR VIOLENCIA DOMÉSTICA AL PADRE DE LAS NENAS. SIN EMBARGO, EL HOMBRE FUE BENEFICIADO CON LA TENENCIA POR “SU POSICIÓN ECONÓMICA”.


Denunció a su ex por golpeador y le quitaron a sus hijas

 

Nadia Verón, de 27 años, es una vecina de la localidad de Hudson, en Brazategui. La joven es madre de dos nenas, actualmente de 3 y 5 años de edad. Hace un año y medio, Nadia se separó porque su marido la golpeaba.

Hace pocos días, la Justicia decidió que ambas niñas debían estar al cuidado de su padre y no de su madre. Ello por considerar que estando lejos de su padre, se ven “perjudicadas económicamente”. Cabe destacar que antes de la separación, la familia vivía en el Country Abril, donde aún vive el padre. Nadia, tras la separación, se fue a un barrio que su ex considera “peligroso”.

En el Juzgado de Familia N° 2 deQuilmes, que lleva adelante la causa, el juez a cargo confirmó la determinación previa. La misma indica que las niñas deben vivir con su padre. “Es una injusticia. Están jugando con las criaturas porque él tiene dinero. El juez estableció que las venga a buscar a mi casa. Pero, tras el primer fallo, él nunca vino porque dice que vivo en un lugar peligroso”, relata Nadia.

Según las autoridades judiciales, las menores se ven “perjudicadas económicamente” al estar lejos del hogar paterno. “Quieren decir que yo no las puedo mantener”, detalló Verón. A su vez, la mujer remarcó que “mi ex pareja nunca pagó una cuota alimentaria. Mientras él estaba de vacaciones en el Caribe, yo trabajaba para darles de comer a ellas”, manifestó.

Cabe destacar que Nadia denunció (entre 2013 y 2017) a su ex marido por violencia de género, amenazas e incumplimiento de la cuota alimentaria. En este sentido, Nadia relató que “la primera denuncia la hice luego de que me golpeara brutalmente. Me arrastró por el piso estando embarazada”.

Separación

Nadia decidió separarse por cuenta propia debido a las agresiones y ataques sufridos. “eran cada vez peores”, relata. “Me había golpeado y me mantuvo encerrada cuatro días. Vivíamos en un country (Abril) y él me registró como visita permanente. Por eso no podía salir del lugar. Finalmente me escapé con mis hijas”.

La joven madre cuenta que las hijas no quieren estar con el padre. Así lo hacen saber en un video publicado en el muro de Facebook de Nadia. En las imágenes se puede apreciar como las pequeñas lloran y no quieren irse con su progenitor.

“Ellas no lo querían ver. La más chica tiene ataques de pánico. Pero nunca nos escucharon y ya no sé más que hacer, es un tormento”, aseguró la madre. “Sigo sufriendo la violencia… y por parte del juzgado N° 2 de Quilmes, del Doctor Ferrari. Él sacó una sentencia dándole mis hijas al padre. Presenté pruebas de todo tipo. Hice todo lo que corresponde legalmente y no sé que más hacer”.TA