Últimas Nocitias

UN DELINCUENTE INGRESÓ AL PREDIO DE LA ASOCIACIÓN DEPORTIVA BERAZATEGUI Y SE LLEVÓ PERTENENCIAS DE LOS JUVENILES. LOS CHICOS LO PERSIGUIERON HASTA QUE LA POLICÍA LOGRÓ DETENERLO. ASEGURAN QUE PUDO SER UNA TRAGEDIA


Delincuente robó y les disparó a los juveniles de la AD Berazategui

Un grupo de juveniles de la Asociació Deportiva Berazategui fue víctima de un robo ocurrido este miércoles por la mañana. Fue durante un entrenamiento en las instalaciones del club.

Según testigos del hecho, todo comenzó cuando los chicos entrenaban en el primer turno. Al predio ingreó un delincuente, que se ocultó detrás de uno de los arcos. Desde allí amenazó con un arma de fuego a los jugadores, a quienes les robó las mochilas y los celulares.

Mario Famin, uno de los entrenadores, aseguró que “apareció un hombre, agarró dos bolsos y salió corriendo por los paredones. Lo corrieron todos los chicos y a los cien metros comenzó a disparar. Por la impotencia que sentían, los chicos no se asustaron y fueron a recuperar sus cosas”.

Famin añadió que “Alrededor de 45 pibes fueron detrás del ladrón y terminaron en una villa. El sujeto se ocultó en una casa y desde ahí les volvió a disparar. De hecho, uno de los jugadores debió tirarse en una zanja para que no lo balearan”.

Según el hombre, también le dispararon al entrenador principal, Alejandro Skorodyinski por tratar de defender a los chicos. En medio de la balacera, apareció un patrullero y los juveniles dieron lugar a dos policías, que ingresaron a la casa del malviviente y se lo llevaron detenido. Afortunadamente, nadie resultó herido y los jóvenes pudieron recuperar los bolsos con sus pertenencias.

“Los juveniles están muy descuidados. La vida de los jóvenes tendría que ser más valorada, debe haber más predisposición. No había aparecido nadie de la Comisión Directiva al momento de la denuncia. Pasamos un pésimo momento”, manifestó Famin a Diario Popular.

“El ladrón tiró a matar y si hubiera pasado a mayores hoy estaríamos hablando de una tragedia en Berazategui. No sé si los padres de los chicos tomarán cartas en el asunto, de lo que estoy seguro es que deberemos evaluar si vamos a seguir entrenando en una zona insegura. No es la primera vez que pasan estas cosas”.