Últimas Nocitias

EL CABECILLA Y SUS CUATRO CÓMPLICES FUERON APREHENDIDOS POR EFECTIVOS DE LA SECCIONAL 7ª Y DEL GAD, LUEGO DE ARDUAS TAREAS DE INVESTIGACIÓN. SE SECUESTRARON DROGAS Y ARMAS DE FUEGO


Cayó banda narco en la IAPI

En una clara lucha contra el narcotráfico, personal del Gabinete Criminológico de la seccional Quilmes 7ª, al mando del comisario Ricardo Ruiz, tras arduas tareas investigativas, desbarató una banda que se dedicaba a la comercialización ilegal de estupefacientes.

Constatado el domicilio en el que se vendía la droga, se dio inicio a actuaciones judiciales a cargo de la UFI Nº 20 de Quilmes, que derivaron en que se lleven a cabo diversas medidas judiciales como también el trabajo de campo en el lugar, donde los detectives tuvieron que infiltrarse en la zona, para no resaltar su presencia y que los delincuentes pudieran entorpecer la labor policial de investigación.

Recabados todos los datos necesarios y comprobada la venta de estupefacientes en el lugar, la Fiscalía interviniente determinó una orden de allanamiento para con el inmueble, ubicado en el barrio IAPI, en la zona oeste del distrito, en la calle Lynch entre 174 y 175.

Allí, una banda delictiva compuesta por cinco integrantes, se dedicaba a la venta de drogas, especialmente, de cocaína.

El operativo se llevó a cabo en las últimas horas y además de los uniformados de la seccional Quilmes 7ª, participaron efectivos del Gabinete Criminológico de la seccional 9ª y del Gupo táctico GAD, a cargo del comisario Carlos Bruzzo.

La gavilla contaba con poder de fuego, ya que contaban con armas de grueso calibre, a modo de protección contra otras bandas rivales de la zona.Realizada la irrupción en la vivienda sindicada, se constató que la misma se comunicaba por los fondos con otra que se hallaba preparada para huir ante la presencia policial. En un principio hubo resistencia por parte de los moradores, pero fue rápidamente sofocada gracias al accionar policial y en especial del grupo GAD.

De esta manera, se logró aprehender el cabecilla de la banda (en su poder se secuestró un arma blanca) y a sus cuatro cómplices. Además, se incautó un revólver calibre 22 corto y un revólver .32 largo. Por otra parte, requisado el antro, los detectives pudieron dar con 132 bochas de cocaína con un pesaje aproximado a los 173 gramos, como así también elementos para el fraccionamiento y rebaje como ser bicarbonato y harina; gran cantidad de recortes de nailon para su envoltura y dinero en cambio producto de la comercialización de estupefacientes.