Últimas Nocitias

CUATRO MAYORES Y DOS MENORES QUEDARON A DISPOSICIÓN DE LA JUSTICIA, TRAS SER DESCUBIERTOS COMO LOS AUTORES DE UN LLAMADO A LA EET Nº 3


Amenaza de bomba: detenidos

Personal del Gabinete Criminológico de la seccional Quilmes 4ª (San Francisco Solano), al mando del subcomisario Ricardo Ruiz, a raíz de actuaciones iniciadas el jueves 7 de junio a causa de una amenaza de bomba realizada en contra de la Escuela Técnica Nº 3 de San Francisco Solano, sita en calle 844 entre 892 y 893, en ambos turnos, procedió a la aprehensión de cuatro mayores y de dos menores.

En el marco de las amenazas de bomba, se iniciaron las respectivas actuaciones caratuladas intimidación pública, bajo la intervención de la UFI Nº 21, a cargo del doctor Leguizamón y de la doctora Masetto, del Departamento Judicial Quilmes.

Aquel jueves 7, a raíz de los llamados, se tuvo que implementar en el establecimiento educativo el protocolo correspondiente, evacuando las instalaciones y cercando el perímetro con personal de Bomberos y policial hasta la llegada de los idóneos de la División de Explosivos, quienes realizaron su labor sin que se haya detectado ningún artefacto en el colegio.

Dicha medida fue realizada en dos oportunidades, ya que como se detallara anteriormente fueron dos llamados, uno a la mañana y otro por la tarde, ambos con el mismo final.

Mientras que por otra parte, continuando con las investigación, los detectives de la comisaria 4ª, junto con Emergencia del 911 y la División de Inteligencia Criminal de la Policía, llegaron a concretar la ubicación de los abonados telefónicos desde donde se realizaron los llamados y también se pudieron ubicar los tres domicilios en relación con las actuaciones.

Con las pruebas colectadas se solicitaron las órdenes de allanamiento para los inmuebles de la zona de las calles 843 y 892, un segundo en 843 y 891 y un tercero en 844 y 891.

Los allanamientos fueron concretados en las últimas horas, con un resultado ampliamente positivo, ya que se pudo certificar fehacientemente que desde los domicilios se realizaron los llamados amenazantes sobre la presencia de un artefacto explosivo en el establecimiento educacional.

Así, quedaron a disposición de la Justicia cuatro mayores de edad y dos menores. En los allanamientos no se halló ningún artefacto explosivo ni material para su realización, tratándose de una mera amenaza realizada telefónicamente, pero que hasta el final se tuvo que tratar con la seriedad que esta clase de episodios merece.

Participaron en el allanamiento el grupo GAD Quilmes para irrumpir en las viviendas, los Gabinetes Criminológicos de otras seccionales, personal de Explosivos de la Policía, Defensa Civil y personal de la Guardia Urbana aportados por la Secretaría de Seguridad de Quilmes, a cargo de Denis Szafowal, a fin de cercar la zona ante cualquier eventualidad.

Por último, no se secuestraron celulares, ya que los llamados fueron desde teléfonos fijos de línea.