Últimas Nocitias

ADB: Llegó al quinto empate consecutivo

Berazategui empató, como visitante, 0-0 ante Cañuelas y, al igual que el local, sumó su quinto empate consecutivo. Para mal de males, otra vez le volvieron a anular un gol lícito, esta vez a Maximiliano Velasco, a los 67m.
Hay 0-0 que lo dicen todo. Aunque, para ser justos con lo que ambos equipos ofrecieron a lo largo del partido, el Naranja mereció quedarse con los tres puntos porque fue el equipo que más hizo por la victoria. Si bien el arranque del partido fue electrizante y mostró a un Bera que parecía que se lo iba a llevar por delante a su rival, con el correr de los minutos ese dominio de los dirigidos por Guillermo Szeszurak se fue diluyendo ante un Tambero que seguía mostrando más ganas que fútbol.

Sin embargo, a los 7m avisó el local a través de un remate desde afuera del área de Franco Quinteros que el 1 Naranja salvó, en una gran reacción, junto a la base del palo izquierdo. Un minuto más tarde, el local se lo volvió a perder cuando, entrando solo por el segundo palo, Pablo Nieva desvió increíblemente su cabezazo por sobre el travesaño de Laureano Rustton, tras un preciso córner ejecutado desde la derecha por Acosta. Y del Naranja, nada importante que merezca ser comentado.

En el complemento iban a llegar las más claras para la visita: a los 67m, Nicolás Arbelo se mandó al ataque por el sector derecho y tras una pared en mitad de la cancha con Matías Morales, sacó un gran centro para que, habilitadísimo, Velasco definiera con gran categoría, picando el balón ante la salida del 1 local. Pero ahí sucedió algo vergonzoso: cuando el árbitro ya había marcado el gol y empezaba su carrera hacia el círculo central, advirtió que el línea Juan Pereyra tenía la bandera en alto. Tras dialogar unos segundos, se dirigió al área local y ante la sorpresa de propios y extraños anuló el gol por una posición adelantada que sólo Pereyra vio. En el partido de la fecha pasada ante Sportivo Barracas también le anularon mal un gol a Martín Gianfelice…

Dolido y molesto ante semejante injusticia, Bera se fue como león herido en busca de la victoria que tanto se le viene negando a lo largo de esta parte del torneo.

Pero sobre los 70m, Gastón Greco solo ante Rustton mandó increíblemente la pelota 10 metros por sobre el travesaño y le dio vida a Bera que ya en tiempo adicionado volvió a desaprovechar otra inmejorable chance para abrir el marcador y volver a la victoria después de 10 fechas (la última y única vez que ganó fue en el clásico que se disputó por la 6ta. fecha ante Argentino de Quilmes en el Norman Lee, que se impuso por 3-1). Esta vez el que se lo perdió de manera sorprendente fue Velasco, cuando su cabezazo desde el punto del penal le sacó chispas al palo derecho de Cristian Moyano, tras otro gran desborde y posterior centro de Arbelo.

Es cierto que Bera está pagando caro su falta de puntería a la hora de definir y los errores defensivos le costaron muchas derrotas, pero también lo es que la mala suerte y la injusticia parecen estar en su contra.