Últimas Nocitias

FAMILIARES Y ALLEGADOS DEL PEQUEÑO FALLECIDO HACE UN AÑO REALIZARON ESTE JUEVES UNA MISA EN SU MEMORIA. CONTINÚAN RECLAMANDO JUSTICIA POR LA MUERTE DEL PEQUEÑO.


Realizaron una misa en homenaje a Iñaki Bohn Riobóo

Familiares de Iñaki Bohn Riobóo realizaron este jueves una misa en memoria del pequeño fallecido el 22 de febrero de 2017 en el Barrio Altos de Hudson II. La familia continúa luchando y reclamando que los responsables de la muerte del niño vayan presos.

Iñaki, que al momento de su muerte tenía 11 años, recibió una descarga eléctrica producto de un roce con una farola del barrio donde vivía.

En ese momento se encontraba jugando a la pelota con algunos amigos, en el sector de pileta de uso compartido. En el lugar fue asistido por personal médico que luego lo trasladó al UPA de la zona. Sin embargo, a pesar de los intentos de reanimación, la descarga había sido fulminante.

 Pedido de Justicia

A partir de ese momento, la familia comenzó a luchar para que los responsables vayan presos. La causa fue caratulada como Homicidio Culposo y tramita en el Juzgado N° 4 de Quilmes, a cargo del Doctor Vendola.

El principal apuntado por la familia es Santiago Domingo Collavini, quien, al momento de hecho, era el administrador del Barrio Altos de Hudson II. También era apoderado de Altos de Hudson S.A y dueño de los departamentos donde ocurrió el trágico suceso.

Según un comunicado de la familia, Collavini quiso colocar un disyuntor inmediatamente después de ocurrida la muerte de Iñaki. Para ello, aseguran, se valió de la ayuda del electricista Ruben Levy, otro de los imputados en la causa.

Levy era el encargado de las instalaciones eléctricas para la firma Altos de Hudson S.A. Está imputado porque la farola en cuestión no contaba con disyuntor y jabalina.

Además de ellos, también están imputados el consorcio de propietarios del barrio Altos de Hudson II y ENIMSA S.A., esta última la empresa encargada del mantenimiento de las instalaciones eléctricas.