Últimas Nocitias

LAS OBRAS EN LA CALLE LISANDRO DE LA TORRE, A LA ALTURA DE LA ESTACIÓN DE TREN ESTÁN PARALIZADAS. VECINOS RECLAMAN PARA QUE SE INTENSIFIQUEN LOS TRABAJOS, YA QUE ES IMPOSIBLE TRANSITAR POR EL LUGAR.


Las obras en Lisandro de la Torre están paralizadas

Según el anuncio inicial, las obras anunciadas en Lisandro de La Torre, a la altura de la estación Berazategui ya deberían estar finalizadas. Sin embargo, muy lejos de ello, la realidad muestra que los trabajos están estancados.

El inicio de los trabajos se dio a principios del mes de diciembre. Los plazos indicaban que por espacio de tres meses y medio se estaría trabajando en el lugar, finalizando a finales de marzo.

Una rápida recorrida por el lugar muestra que se ha avanzado muy poco. Las montañas de escombros continúan inalteradas. Mientras tanto, la gente que debe circular por allí sufre las consecuencias de la desidia estatal.

Las obras, a cargo del Ministerio de transporte de la Nación, las promocionó el municipio para hacerlas pasar por propias. Pero eso fue al momento de anunciarlas. Ahora, con los trabajos estancados, nadie se hace cargo.

“Uno de los propósitos es resguardar al transeúnte” indicaban desde Transporte de la Nación. Parece que ello ha quedado en el olvido. Las promesas de un nuevo paso peatonal continúan en la nada. Mientras tanto, el 17 de marzo un peatón murió arrollado por una formación del Roca, al no percatarse del paso del tren.

Muy lejos queda la renovación de las veredas que rodean la Estación. Las mismas continúan destrozadas y acumulando agua y barro cada vez que llueve, como el último fin de semana. Ni hablar de la repavimentación de la calzada y las dársenas para los colectivos.

 Testimonios:

Gustavo, quien viaja en el Tren Roca hacia Constitución, dio su testimonio. El joven, de 31 años, manifestó que “Es imposible caminar por acá. Cuando llueve esto es un caos, porque terminás todo embarrado y así tenés que ir a trabajar.

María de los Ángeles, estudiante universitaria, viaja a Quilmes cuatro días a la semana. “A veces resulta muy complicado caminar por Lisandro de La Torre. Sobre todo si venís de noche como yo. Además de los peligros de tener la calle cerrada. Escuchás de robos y ataques a chicas y te preocupás. Espero que lo terminen de arreglar cuanto antes” sostuvo.