Últimas Nocitias

UN GRUPO DE RECLUSOS QUE DESEMPEÑAN TAREAS LABORALES EN LA UNIDAD 42 DE FLORENCIO VARELA FABRICARON MULETAS QUE LUEGO FUERON DONADAS AL HOSPITAL MUNICIPAL DE QUILMES “DR. EDUARDO OLLER”. ADEMÁS, LOS INTERNOS CONSTRUYERON 25 SILLAS INFANTILES PARA EL COMEDOR “DANDO AMOR” DE BERNAL


Presos fabricaron y donaron muletas para el hospital de Solano

La iniciativa se enmarca en el programa de reinserción “Segunda Vuelta”. El mismo se realiza en conjunto entre el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) y el municipio de Quilmes. Se busca profundizar la formación, producción y solidaridad de los detenidos hacia la comunidad.

 En total, doce reclusos que trabajan en los talleres de carpintería de la Unidad 42 de Florencio Varela fabricaron 20 muletas. Las mismas fueron donadas posteriormente al hospital municipal de Quilmes “Dr. Eduardo Oller”, informó el Servicio Penitenciario bonaerense (SPB).

Además de las muletas, los internos construyeron 25 sillas infantiles. Las mismas fueron destinadas para el comedor “Dando amor”, ubicado en la localidad de Bernal.

 “Ayudar y demostrar que queremos cambiar, que acá adentro de estos lugares hay gente que quiere una nueva oportunidad me parece algo muy bueno”, expresó al respecto el interno Mauro Pereyra (32). El joven lleva siete años detenido y es oriundo de Claypole.

Acompañada por autoridades penitenciarias, la mamá de Mauro, Lidia, entregó las muletas a la directora del hospital, Miriam Fumagari. Las sillas infantiles fueron entregadas a Juan Viera, presidente del comedor al que asisten unos 70 chicos y personas mayores de bajos recursos